1 marzo 2024

Socioanálisis

Pensando y recorriendo la vida cotidiana

Vergonzoso el espectáculo al que asistimos en el día de ayer en el fútbol español donde el jugador Vinicius fue vejado, insultado y hasta «castigado» por el mero hecho de ser negro. Ataque racista sin paliativos y donde no cabe ningún tipo de disculpa. Es más, ayer de forma flagrante se produjo una doble Victimización: la del insulto y «ataque» racista, y la expulsión del campo del jugador por parte del árbitro del encuentro que fue incapaz de adoptar las medidas adecuadas. El partido se debió suspender en el acto (pues no fue el insulto de un par de personas, sino que una buena parte de los asistentes al partido en el Campo de Mestalla, se unieron a esas vejaciones publicas) y hacer perder los tres puntos de la contienda al equipo del Valencia, aunque el Real Madrid no hubiera sumado ninguno. Por si esto fuera poco, al jugador (provocado por uno de los contrarios), se le expulsó por un pequeño codazo dado a un contrario, en ese contexto de lógica excitación. Ni el árbitro, ni la liga española, ni la Federación Española de Futbol, han sabido estar a la altura. Están a tiempo de cerrar el campo del Valencia e incluso otro tipo de medidas más severas y ejemplarizantes. Y no cabe la disculpa de que el propio jugador provocara al público con su manera de ser, derivada del castigo al que se le somete al jugador de forma reiterada por parte de los contrarios. Al final, la única persona penalizada, es la «víctima» de esos insultos y de las faltas reiteradas.

«Não foi a primeira vez, nem a segunda e nem a terceira. O racismo é o normal na La Liga. A competição acha normal, a Federação também e os adversários incentivam. Lamento muito. O campeonato que já foi de Ronaldinho, Ronaldo, Cristiano e Messi hoje é dos racistas. Uma nação linda, que me acolheu e que amo, mas que aceitou exportar a imagem para o mundo de um país racista. Lamento pelos espanhóis que não concordam, mas hoje, no Brasil, a Espanha é conhecida como um país de racistas. E, infelizmente, por tudo o que acontece a cada semana, não tenho como defender. Eu concordo. Mas eu sou forte e vou até o fim contra os racistas. Mesmo que longe daqui”, esto señaló el jugador en su perfil oficial de Twiter.

Teniendo en cuenta todo esto, no extraña que, el propio Lula, Presidente del Brasil y la Ministra de Igualdad Racial, hayan manifestado su queja al Gobierno y a las autoridades del Deporte españolas. Asi se manifestó Anielle Franco,Ministra de Igualdad Racial: “Repudiamos mais uma agressão racista contra o Vinicius Junior. Notificaremos autoridades espanholas e a La Liga. O governo brasileiro não tolerará racismo nem aqui nem fora do Brasil! Trabalharemos para que todo atleta brasileiro negro possa exercer o seu esporte sem passar por violências”, dice en comunicado la ministra. BASTA DE RACISMO SE SEÑALA REITERADAMENTE EN LA PRENSA BRASILEÑA Y TAMBIÉN EN OTROS MEDIOS DEPORTIVOS INTERNACIONALES.

Autor