33 Días y una madrugada

Me duelen tus ausencias 
En las presencias
Sin sentido,
Indefinidas.
Alucino
Alucinas
Sin atino…
A veces,
La vida un timo
Temo no tenerte
Al margen de las audiencias
Solo tu presencia,
Con desasosiegos, 
sin aquiescencia,
Somnolencia
Sin consciencia….
Bendita sea la ciencia 
Con inocencia,
Sin mercadotecnia
Frente a la impotencia,
Del que sabe,
Que nada sabe.
Que vivimos en una nave,
Buscando presencias,
Las tuyas,
Las mías,
Las de los nadie
Que nos dan la identidad,
De la fraternidad,
De la solidaridad…
Que mas da,
Sólo tú vida, 
La de los demás 
La humanidad.
Se acabaron las juninhas.
Que suene la Bossa Nova..

13 de julio de 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.